viernes, 27 de mayo de 2011

VALORACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA

VALORACIÓN PRIMARIA
Luego de haber seguido los dos primeros pasos de la cadena de supervivencia (“proteger” y “avisar”), hay que encarar el tercero: “socorrer”. Pero es imposible salvar a alguien si no sabemos cual es su problema, por eso lo primero es buscar enterarnos.


Para esto existe lo que normalmente se denomina “exploración primaria” o “valoración primaria” de un paciente, herido o víctima de un accidente. Con esta exploración buscaremos problemas de salud en orden de importancia, bajo un orden preestablecido que hay que recordar y manejar a la perfección (si pretendemos ser verdaderos conocedores de los primeros auxilios) e iremos solucionando estos problemas a medida que nos encontremos con ellos. Lo que perseguiremos es comprobar las constantes vitales de la víctima en el orden siguiente:
1 - Valorar conciencia.
2 - Valorar respiración.
3 - Valorar pulso / signos de circulación sanguínea y control de hemorragias graves.
1 - Valoración de la conciencia.


Lo primero será determinar si el herido está cociente. Si lo está, podremos descartar auténticamente otros problemas, y decir que, en principio, no presenta una afección grave (parada respiratoria o cardíaca, por ejemplo).
Para valorar la conciencia debemos:


1.1 - Estimularlo de auditiva ("¡hola!", "¿me escucha?", "¿estás bien?") y de forma táctil o con un estímulo doloroso si no responde (pellizco a la altura del trapecio, por ejemplo [0] ) siempre evitando tocar o agravar cualquier lesión.
Si la persona responde, evidentemente está consciente. Dependiendo la coherencia de su respuesta, su estado de conciencia será más o menos lúcido. Pasaremos entonces a la valoración secundaria, que explicaremos en otro artículo más adelante.
Una persona que se mueve o agita sin parecer que de señales de que detecta nuestra presencia, esta inconsciente. Y evidentemente alguien que no responde también. Pasaremos entonces a ver si respira.


VALORACIÓN SECUNDARIA



Valorar el daño neurológico mediante la escala de GLASGOW que si es inferior a 8 puntos Þ INTUBAR
Exponer totalmente el cuerpo para realizar una completa revisión por aparatos Þ desnudar la víctima
Tomar constantes: TA, Tª, FC, FR, Saturación de O2
Aplicación de escalas para valorar politraumatizados
Monitorización 

cardíaca

Colocación de sondas, (vesical, nasogástrica), para valoración de diuresis, hematemesis, descompresión gástrica, prevención de aspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada